Al Qaeda llama a contra-cruzada por Al Andalus: “Eliminad a España y Francia del Magreb”

Posted on Updated on

za.jpg 

A la tercera Ayman al Zawahiri se explayó. El número dos de Al Qaeda hizo ayer un llamamiento a “limpiar el Magreb musulmán de los hijos de Francia y España”. Sus palabras tendrán, probablemente, un efecto movilizador sobre una franja minoritaria de la juventud magrebí. Fue la tercera vez, desde diciembre pasado, que el lugarteniente de Osama Bin Laden señaló a España y a sus vecinos del sur, pero hasta ahora nunca les había dedicado tanto tiempo. El vídeo, subtitulado en inglés, fue colgado ayer en la página web de As Sahab, la productora del grupo terrorista. Difundido con motivo del sexto aniversario de los atentados del 11-S, abarca, a lo largo de sus 80 minutos de duración, otros muchos temas y ataca con dureza al régimen de Pakistán.

Al Zawahiri fija un objetivo a los magrebíes: “La recuperación de Al Andalus es un deber para la oumma [comunidad musulmana] y para cada uno [de los muyahidín] en particular”. Al Andalus es el nombre que los musulmanes dan a la península Ibérica a partir de 711, cuando estuvo regentada por califas y emires, hasta su expulsión en 1492.

La reconquista de Al Andalus es una reivindicación frecuente en boca de los responsables de Al Qaeda. El propio Al Zawahiri comparó, en julio, la “ocupación” española de esa tierra musulmana con la de Irak por Estados Unidos.

Para recuperar Al Andalus hay que dar un paso previo: “Sólo podréis hacerlo eliminando del Magreb islámico a los hijos de Francia y España que han regresado”, recalca el brazo derecho de Bin Laden.

“No se equivoquen, al mencionar a los hijos alude ante todo a los regímenes del Magreb que considera lacayos de las antiguas potencias coloniales”, asegura Abdalá Rami, analista del Centro de Estudios en Ciencias Sociales de Casablanca.

Cuando se refieren al Gobierno de Argel, los salafistas argelinos -en enero cambiaron su nombre por el de Al Qaeda en el Magreb Islámico- lo tachan siempre de “siervo” o “lacayo” de Francia.

“La amenaza de Al Zawahiri apunta hacia los regímenes, pero también está dirigida contra los ciudadanos e intereses de España y Francia en la zona y, en última instancia, contra Ceuta y Melilla”, sostiene Fernando Reinares, director del programa de terrorismo global del Real Instituto Elcano.

Esta vez, sin embargo, el médico egipcio que secunda a Bin Laden no mencionó a las dos ciudades autónomas. Sí lo hizo, en cambio, en diciembre pasado. Arremetió contra la “ocupación” española, que equiparó con la que Rusia ejerce sobre Chechenia. Abdelmalek Droukdal, el líder de los salafistas argelinos, instó en mayo a Marruecos a “limpiar” ambas ciudades de “las impurezas españolas”.

Al Zawahiri ensalzó, a continuación, la lucha de los “padres y abuelos” de los magrebíes que “derramaron su sangre” para expulsar a las potencias coloniales. Invitó así a los jóvenes magrebíes a seguir el ejemplo de sus antepasados.

Los islamistas siempre mostraron cierto desprecio por la lucha del Frente de Liberación Nacional argelino, apenas teñida de religiosidad, pero consideran que el rifeño Abdelkrim, que se sublevó contra España, fue uno de sus precursores.

“Sed fieles a vuestra religión, a la sunna [palabras] de vuestro profeta y a la sangre de vuestros antepasados”, concluye Al Zawahiri su capítulo audiovisual sobre el Magreb. “Apoyad a vuestros hijos, los muyahidín, en su lucha contra los cruzados y sus hijos”.

El hombre a apoyar en el Magreb aparece también en imágenes de archivo incluidas en el vídeo. Es el argelino Abdelmalek Droukdal, jefe de la rama magrebí de Al Qaeda, responsable de los numerosos atentados que han ensangrentado Argelia. Desde principios de año, la violencia terrorista se ha cobrado casi 400 muertos en el país.

“Es un discurso dirigido a los magrebíes y por eso menciona a Francia”, prosigue Abdalá Rami. “En algunas franjas de la población del Magreb, Francia, a causa de su pasado colonial, tiene una imagen más negativa que Estados Unidos”.

“No es el caso de España, a la que Al Zawahiri asocia esta vez con Francia”, señala el investigador marroquí. “Sólo algunos marroquíes denostan también a España por su colonización de la franja norte y por su presencia en Ceuta y Melilla”.

El lugarteniente de Bin Laden es “el estratega de Al Qaeda”, afirma Reinares. Ayer “señaló al Magreb como zona de conflicto y lo marcó como territorio prioritario”. “Está dando ordenes no sólo a los salafistas argelinos, sino a otros grupos asociados e incluso a individuos aislados” que sueñan con apuntarse a la yihad.

“Anticipa lo que no tardaremos mucho en ver, dentro de semanas o meses”, concluye el investigador del Real Instituto Elcano. Los servicios de seguridad “no lograrán abortar todos los intentos de perpetrar atentados”. “Algunos saldrán adelante y estarán dirigidos contra intereses o ciudadanos franceses o españoles”.

Las fuerzas de seguridad del Magreb temen especialmente el regreso de decenas o cientos de jóvenes que viajaron a Irak y que, si no murieron combatiendo, han adquirido una experiencia que sueñan con poner en práctica en sus países de origen.

in El País