Arrieros en el Camino

Posted on Updated on

santiago1.jpg 

Desde que en el siglo IX se descubrió el sepulcro del Apóstol, miles de peregrinos emprendieron su camino a Santiago por diferentes rutas. Y, a pesar de que la más conocida es el Camino Francés, hay otras. Para reivindicar una de esas rutas más desconocidas, concretamente la Vía de la Plata, un grupo de unas 250 personas recreó la historia de los miles de peregrinos arrieros que durante años llegaron a Compostela a través de ella, escoltados por los caballeros del Temple.

José Antonio Cabrera Díez, (…) prior del Temple, comenta la historia de esta ruta: «Los arrieros llegaban a Santiago a través de la Vía de la Plata para hacer sus transacciones en el rico comercio del norte. Fueron los primeros peregrinos que utilizaron el Camino con fines comerciales, y los templarios los escoltaban para que no les sucediese nada». Cabrera, que se reconoce (…) como «un caballero templario», comenta que «la Vía de la Plata es más antigua, comercialmente hablando, que el Camino Francés» y cree que «no está lo suficientemente considerada».

santiago3.jpg 

Por eso se decidieron a hacer esta recreación. «Salimos de Sevilla unos 50 caballeros de la Orden del Temple, con el Maestro (…) de la Orden [en el 2004, Fernando de Toro-Garland] al frente, y vinimos todo el trayecto escoltando a casi 200 peregrinos arrieros para que no les pasara nada ni física ni espiritualmente», comenta Cabrera. Ayer, entraron en el Obradoiro caballeros templarios y arrieros, con sus carros y caballerías, haciendo que todos los que allí se encontraban volvieran la vista atrás casi mil años.

En la actualidad también son muchos los peregrinos que llegan a Santiago, por lo que, un día más, el final de la cola para recoger la compostela estaba frente a la Casa da Balconada. Los últimos de la fila eran el grupo scout Rocafort de Cardedeu (Barcelona), que llegaba después de caminar desde Ponferrada. Albert y Toni, dos de los scouts, comentan su experiencia en el Camino y cuentan que los motivos por los que vinieron fueron, entre otros, «fomentar el espíritu de grupo, adaptarnos a circunstancias no programadas, tomar decisiones consensuadas, conocer otra cultura y pasarlo bien». Toda una serie de objetivos que «conseguimos perfectamente», aseguran orgullosos. El grupo está formado por once chicos y tres monitores: Joan, Isam y Oriol, y aseguran que hacer el Camino es la mejor experiencia que han vivido.

santiago2.jpg

Todos los peregrinos aseguran que el Camino es un lugar ideal para conocer gente y hacer amigos, de esos de los de «para toda la vida». Al menos eso era lo que comentaban los chicos del grupo de scouts de Cardedeu, que llegaron a Santiago con dos «miembros» más: Carme y Mar. Estas dos chicas de Barcelona caminaron desde León con tres de sus once hermanos, Núria, Roser y Pere y con un primo, Jaime. «Veraneamos la segunda quincena de agosto con nuestra familia en Xuño, así que decidimos que nosotros ya nos veníamos antes a Galicia, haciendo el Camino de Santiago», comenta Mar. En Sarria conocieron a los chicos del grupo scout. Desde allí, hicieron la ruta juntos hasta Compostela y ahora aseguran, sonriendo, que «lo mejor del Camino es la gente».

Por Miriam Louzao, Voz de Galicia, por ocasion de la peregrinación del 2004

fotos: Luis Matos (c)