Day: July 13, 2009

Priorato de Colombia Conmemora el Solstício de Verano en El Morro, Satuario de los Indígenas Mocanás

Posted on Updated on

morro1

El Morro, corregimiento de Tubará, municipio del departamento del Atlántico ubicado en el norte de la República de Colombia. Su territorio comprende parte de una serranía que en su circunscripción alcanza alturas hasta de quinientos metros. Lo cual es muy significativo en una región de planicie. Por eso, desde sus predios se alcanzan a ver el mar Caribe y la hermosura de los valles. Tubará es una población de origen precolombino, cuando los españoles llegaron encontraron a los tubareños gobernados por un cacique – en ese entonces Morotoava – muy joven, el cual entregó su vida por la dignidad del pueblo Mocana, murió resistiendo y luchando contra el agresor español. Tubará fue descubierto como caserío indígena por Pedro de Heredia el 19 marzo 1533, aquí estuvo el doctrinero San Luís Beltrán hasta 1565.Su nombre significa sitio de reunión porque allí se congregaban las parcialidades indígenas de Cipacua, Yaguaro, Oca y Juaruco representados por sus caciques para tratar los problemas que se le presentaban.

La población tenía titulo de resguardo indígena otorgado por las respectivas leyes españolas, hecho que sucedió aproximadamente entre los años 1533 y 1541 en un período comprendido entre la fundación de Cartagena de indias y la entrega del pueblo de Tubará a los encomenderos españoles, al parecer hubo abusos en el manejo de los pueblos indígenas de toda la provincia de Cartagena. Debido a estos abusos, el oidor y visitador Juan de Villabona redactó las ordenanzas 77 y 78 de guarda o protección territorial indígena, la encomienda que tenía el resguardo indígena en el año de 1886 se declaro como un “bien vacante”, el terreno correspondiente fue vendido en subasta pública al distrito municipal de Tubará, es decir a sus propios moradores.

En el corregimiento del Morro se encuentran unos petroglifos de aproximadamente unos 900 años de antigüedad, sobre el lecho del arroyo Camajoru, el cual contiene sinología zoomorfa y antropomorfa. Esos petroglifos fueron tallados por los indígenas Mocanás habitantes de la región sobre piedra milenarias, constituyéndose en un lugar sagrado. También existen en la zona vestigios de las poblaciones indígenas de Coronapagua y Oca, Baranoa, Yaguarú, la población de Tubará fue erigida municipio mediante la ley 7ª de junio 7 de 1833, su terreno es relativamente montañoso, de clima cálido y regado por varios arroyos. La economía de estos territorios se basa en la agricultura la ganadería y la pesca; se cultiva ajonjolí, maíz, millo y yuca.

morro2

La zona está ubicada en la vía, que de Barranquilla conduce a Cartagena, y tan solo a 25 minutos de Barranquilla la capital del departamento del Atlántico; posee el mayor vestigio sobrevivientes de los indígenas Mocanás, habitantes de esta zona hace más de mil años.

El petroglifo Mocana PIEDRA PINTADA sigue siendo un santuario donde congrega en ciertas fechas a adeptos de los misterios ancestrales. Para llegar a piedra pintada hay que escalar una colina desde la cual se puede apreciar en todo su esplendor la flora y la fauna de la Costa Caribe, el petroglifo está ubicado dentro del arroyo Kasmhashoru, bautizado así por los Mocanás.

La enorme piedra recostada sobre el lecho del arroyo Kasmhashoru (Camajoru), está cincelada con piedras afiladas de menor tamaño, en cuyos surcos e incisiones quedaron escritos episodios de la vida cotidiana y de sus creencias. Los Mocanas tienen una concepción teogónica del mundo, y entre el conjunto de las divinidades que conforman su sistema religioso, la deidad del cultivo es HU, el dios de la naturaleza es KAAMAJURO, la diosa del vino y las artes era NEMCATACOA; la diosa del viento, GUACARIBANA, estaba representada por una chicharra, que aún sigue escuchándose cuando se peregrina en silencio en tempranas horas del amanecer. En esta roca tallada se plasma la cosmovisión de los Mocanas, cinceladas un sin número de símbolos y dibujos que se convierten en el testimonio de la cultura de esa comunidad indígena, entre los tallados se encuentran figuras antropomorfas y representaciones de sus creencias religiosas.

Los Mocanás existieron en la época precolombina como un pueblo fuerte e indomable. Fueron resistentes a la colonización española. La tribu de los Mocanas son desciendes de la familia lingüística ARAWAK, que hizo presencia en la península de la Guajira desde donde se irrigaron por todo lo ancho de la geografía del litoral. Fray Pedro Simón, cronista de Indias, ubica entre Caracas y Maracapaná el sitio de asentamiento original de los Arawaks; reconoce el nombre de Wayuus en sus descendientes que se aposentaron entre Uribia y Maicao, y el de Mocanas a quienes llegaron hasta la provincia de Bolívar.

En la conmemoración del nacimiento de Juan El Bautista, los peregrinos avanzan hacia los primeros rayos de Luz en el Solsticio de Verano donde la magia hace su manifestación con sus cuatro elementos, demarcando un estrecho camino hacia una paradisíaca zona colmada por ancestrales y elevados arboles conformando un bosque en constante vibración, aislando al peregrino invasor de la modernidad cotidiana. El silencio es abrumador al ser interpretado por toda especie viviente que cruje en reclamo desde el pasado por las intolerancias de los invasores irrespetuosos de un santuario que hace trascender las energías a través de la Gaia.

morro3

La naturaleza en pleno asecha a los visitantes discriminando al Espíritu peregrino, todos en cautela y discreción ofreciendo respeto al lugar inmerso en aquella santidad femenina de tranquilidad perfecta. Evadimos sabiamente a los guardianes del camino que solo con el ruido del profano atacan sin piedad con aguijones punzantes, dando la alarma a la especie de monos rojos pequeños que en manada perturbaría neciamente al invasor que desarmoniza el entorno. Es así como la Paz y la Tranquilidad nos obliga a un encantador recorrido donde se observan las maravillas que nos guían al santuario de la Piedra Pintada de los Mocanas, portal de comunicación ancestral, hoy visitada por los Caballeros Templarios miembros de la Encomienda Emirto De Lima y Sintiago de la Costa Atlántica del Priorato General de la República de Colombia – OSMTHU.

En el santuario al interior del cauce seco del río, nos acoge con un fuego interior latente, con la humedad de la lluvia que ha cesado hace solo unas cuantas horas como preparando el lugar, la comunicación se hace evidentemente subliminal, en el corto tiempo, aparecen los primeros rayos de Luz al alba, ofreciendo los momentos aurales más espectaculares de un Solsticio de Verano digno de una celebración magistral del Temple. Los báculos de los peregrinos toman su posición, generando la energía suficiente en medio de la invocación a Juan El Bautista como medio de intercomunicador con el Creador a través de un portal que se cierra una vez culmina todo.

morro4

Se hace el retorno con un ritmo alegre y purificado por el Aire que hace mover suavemente a todo el bosque mostrando quizás, su agradecimiento a la noble visita de los Caballeros Templarios que han interpretado un legado ancestral de antiguos que una vez elevaron sus espíritus hacia la verdadera Luz. Que grato y reconfortante acontecimiento en un recogimiento total de transformación energética enalteciendo a Nuestra Dama y al Astro rey.

Edición: Fr. + Francesco Bruno Cavalli Papa, C.C.T. – Comendador EDDLS, Canciller del PGRC-OSMTHU
Recopilación datos históricos: Fr.+ Ricardo Sandoval Barros, C.O.T. – Canciller EEDLS
Relator: Fr.+ Manuel Antonio Ricaurte Flórez, C.O.T. – Preceptor EEDLS

 

Otras noticias de Colombia en el Templar Globe:

Iniciacion e Investidura en Colombia

Javier Sierra: «Los templarios conocían América antes de Colón»